CONTACTO CONVENIOS BLOG YOGA Y PILATES VALORACIÓN DEPORTIVA FISIOTERAPIA INICIO

Cómo combatir la artritis reumatoide con fisioterapia

artritis-rematoide

La enfermedad es un estado personal de no-firmeza. Afecta más o menos a nuestra actividad y no siempre hay tratamiento. A las limitaciones físicas se le añaden las psíquicas y las sociales. Todos estos aspectos son clave en el tema de la artritis reumatoide porque, quienes la padecen, sufren físicamente, se sienten limitados y pueden apartarse de la vida social.

Las limitaciones, no siempre iguales en todos los pacientes, y el dolor pueden amilanar a los enfermos a un estado de resignación y pasividad. Contra una mentalidad así, contrapongamos la realidad de todos los adelantos a nivel de medicina y fisioterapia, además de las posibilidades personales. Conocer la artritis, descubrir cauces de ejercitación y cuidado personal, encontrar un nuevo estilo de vida. Puede hacerse.

La artritis reumatoide es una inflamación simétrica de varias articulaciones, generalmente en las zonas de manos y pies. No se reducen a pies y manos, sino que afectan a sus alrededores. Por eso, hablamos de “zona”. Y decimos simétrica, porque se da al mismo tiempo en las dos manos y pies. Puede aparecer en codos y rodillas, hasta en cadera y espalda. Es una enfermedad crónica y progresiva, sin origen conocido. Las hipótesis son variadas.

Lo que sabemos es que el sistema inmune ataca a las articulaciones. El cuerpo contra sí mismo. Es lo que se denomina “autoinmune”.

Suele diagnosticarse al darse varios síntomas conjuntos. Generalmente, son la hinchazón persistente, dolor (se nota más en cama), rigidez (sobre todo, por las mañanas. Persistente), cambios en la piel, deformidad articular.  Tiene distintas fases.

No se conoce tratamiento eficaz que pare y elimine la enfermedad. Por eso, se apuesta por la combinación de medicina y fisioterapia. Esta es fundamental para un nuevo estilo de vida. Por ser progresiva y crónica, la artritis limita los movimientos y deforma manos y pies.

Con las manipulaciones del fisioterapeuta y ejercicios recomendados, el paciente recupera y mantiene cierto grado de flexibilidad y fuerza articulares y musculares, permitiéndose una vida activa. Es conveniente un diagnóstico lo más temprano posible.

El fisioterapeuta cumple una doble función: manipula los tejidos blandos del paciente en orden a su distensión y enseña ejercicios básicos. Así, la fisioterapia y la artritis reumatoide irán de la mano, para beneficio del enfermo.

Complementando la fisioterapia, el pilates. Es un conjunto de ejercicios de bajo impacto, integral y equilibrado. Con ellos se mejora la flexibilidad y la fuerza. Los movimientos suaves, pero firmes y controlados, del pilates ayudan a relajarse mentalmente y vigorizar las articulaciones. Siempre bajo supervisión médica.

Social media

RSS
Facebook
Twitter
Instagram
Pide cita

Elige el día, la hora y el profesional con quien deseas coger tu sesión de Fisioterapia. Si nunca has estado con nosotros, elige la opción 1ª sesión de Fisioterapia.

Teléfono

644 429 43391 14 28 315

Dirección

Vía Complutense 22 (Frente al Parque O’Donnell) 28801, Alcalá de Henares
(como llegar)