CONTACTO CONVENIOS BLOG YOGA Y PILATES VALORACIÓN DEPORTIVA FISIOTERAPIA INICIO

5 trucos para reducir el riesgo de lesión

Todos los deportistas están expuestos a un alto riesgo de lesión: sobrecargas musculares, torceduras, distensiones y rupturas de fibras, tendinopatías, etc. En este artículo te daremos 5 trucos para reducir el riesgo de lesión y hablaremos sobre ¿qué puede hacer la Fisioterapia Deportiva en este ámbito? Hasta el momento muchos deportistas creían que la Fisioterapia solo era útil cuando uno ya estaba lesionado, pero hoy veremos que hay mucho más que la Fisioterapia puede hacer incluso antes de lesionarte.

1. Contrata a un entrenador

Lo primero que debes saber es que si vas a iniciar una práctica deportiva, o tienes pensado competir y esforzarte al máximo, debes contratar un profesional que te asesore. Cada deporte conlleva unos riesgos particulares de ese deporte y un profesional cualificado es la persona que mejor te puede asesorar. Un buen entrenador especialista en el deporte elegido te ofrecerá un plan de entrenamiento adecuado a tu nivel de técnica y preparación física. Esto te permitirá entrenar de forma óptima y reducirá en gran medida las lesiones por sobrecarga y fatiga.

 

En caso de que ya conozcas tu deporte, los riesgos y la técnica adecuada, sería una buena idea contratar a un entrenador personal o preparador físico. Este profesional se encarga de establecer una rutina de entrenamiento físico adaptada al deporte elegido con el fin de reducir el riesgo de lesión. Este tipo de entrenamiento es fundamental para complementar el deporte practicado, y sobre todo, evitar compensaciones. También sirve par fortalecer la musculatura que habitualmente se lesiona en ese deporte.

 

Por ejemplo, si el deporte elegido es el atletismo, un entrenador programará un entrenamiento de técnica de carrera. Además trabajará el fortalecimiento de abdomen y la cadena posterior (gemelo, soleo, isquiotibiales) que es la musculatura que más se solicita en ese deporte y la que con más frecuencia se lesiona.

2. Acude a un fisioterapeuta especializado: valoración corporal

La Fisioterapia Deportiva no solo se encarga del tratamiento de las lesiones, también de reducir el riesgo de lesión.Una de las principales funciones de la Fisioterapia que mucha gente desconoce es la prevención. Para ello, el fisioterapeuta realiza una evaluación de la musculatura y del cuerpo en general. Esto se realiza con el objetivo de detectar descompensaciones y debilidades que a la larga puede causar una lesión. Una valoración de Fisioterapia incluye la evaluación de la fuerza de los diferentes músculos principales mediante dinamometría. También evalúa la función global y no solo analítica, mediante pruebas funcionales específicas. Por último, con la ayuda de herramientas tecnológicas como las poleas inerciales se puede evaluar de forma cuantitativa la fuerza y la potencia de un movimiento concreto. Esta última es una de las herramientas más potentes y fiables, ya que permite obtener datos numéricos que se pueden comparar con futuras evaluaciones.

 

3. Escucha tu cuerpo y acude al Fisioterapeuta

A menudo, las lesiones ocurren cuando no hacemos caso de las señales que nos envía nuestro cuerpo. Por ello, para reducir el riesgo de lesión es imprescindible aumentar progresivamente el ritmo y la intensidad del entrenamiento. De esta forma, seremos capaces de escuchar nuestro cuerpo y sentir las molestias propias de cada entrenamiento. Poco a poco podremos diferenciar entre fatiga muscular, agujetas y sobrecarga.

 

En general, todo dolor no agudo que desaparece en unos días no es patológico, pero toda molestia que perdura en el tiempo más de cuatro días es susceptible de ser una lesión. Te recomendamos que ante la duda consultes a un fisioterapeuta. Él será quien te indique si tu dolor es patológico o es propio y normal de tu deporte.

 

Como medida preventiva, ante un dolor que se repite habitualmente o un dolor que persiste es conveniente acudir a la consulta de Fisioterapia. Un tratamiento temprano y precoz puede reducir el riesgo de una lesión mayor. Además, si reduces el dolor es muy probable que puedas entrenar mejor, con mayor duración o intensidad.

 

4. El entrenamiento invisible

Hay hábitos de vida en el entrenamiento que son claves para mejorar el rendimiento y evitar caer lesionado. Dormir bien y suficiente (al menos 7 horas al día) es uno de ellos. Si no descansamos bien nuestro cuerpo no recupera la energía, y aunque no nos demos cuenta la fatiga aparece y es una causa muy frecuente de lesiones.

 

Por otro lado es imprescindible una buena alimentación e hidratación. Como norma general, respetar las cinco comidas al día e ingerir dos litros de agua suele funcionar. Igualmente, es necesario respetar un equilibrio entre hidratos de carbono, grasas y proteínas, y variar ligeramente las cantidades en función del entrenamiento y el objetivo que se persigue. En caso de duda o de no saber qué hacer es importante contar con un experto en nutrición.

 

5. ¿Y si ya me he lesionado?

En caso de haber sufrido una lesión, no lo dejes más. En general las lesiones no se recuperan de forma espontánea con el paso del tiempo. Y aunque así fuera, estarías mucho tiempo parado sin poder disfrutar de tu deporte.

 

La Fisioterapia se encarga de evaluar tu lesión y aplicar un plan de tratamiento adaptado específico para tu lesión y tu cuerpo. Es necesario tratar la lesión cuanto antes y establecer un plan de recuperación física o readaptación. La readaptación física hará que el proceso de recuperación de tu lesión sea completo y reducirá el riesgo de recaída.

 

Cuida tu cuerpo y disfruta de tu deporte. Que nada ni nadie impida que seas feliz.

 

Social media

RSS
Facebook
Twitter
Instagram
Pide cita

Elige el día, la hora y el profesional con quien deseas coger tu sesión de Fisioterapia. Si nunca has estado con nosotros, elige la opción 1ª sesión de Fisioterapia.

Teléfono

644 429 43391 14 28 315

Dirección

Vía Complutense 22 (Frente al Parque O’Donnell) 28801, Alcalá de Henares
(como llegar)